El animal ingresó a la vivienda desde el patio del fondo y comenzó a morder al niño cuando la madre se había ido. Sus hermanitos de 10 años trataron de salvarlo.

Un niño de 2 años murió al sufrir múltiples mordeduras de un perro pitbull, propiedad de su familia, en un hecho ocurrido dentro de una vivienda en el barrio Mariano Moreno de la capital jujeña, informaron hoy fuentes policiales.

El incidente ocurrió alrededor de las 22 de ayer en un domicilio sobre calle Nicaragua al 500, a donde llegó en primera instancia el servicio de emergencias provincial (SAME), que constató la muerte del niño y alertó a la comisaría seccional 30.

De acuerdo al relato de los familiares de la víctima, los efectivos establecieron que el perro ingresó a la vivienda desde el patio del fondo y comenzó a morder al niño cuando la madre se había ausentado de la vivienda.

El ataque le causó “graves heridas en la cabeza y otras partes del cuerpo”, según detallaron a Télam las fuentes consultadas.

Dos hermanitos del niño, mellizos de 10 años, intentaron defenderlo arrojándole agua al perro, con lo que lograron que vuelva al fondo de la casa, y de inmediato salieron a pedir ayuda a vecinos, quienes fueron los que llamaron al servicio de emergencias.

Ante el fatal desenlace, al lugar arribó luego la fiscalía de turno y personal de criminalista para realizar las tareas de rigor, mientras personal del SAME avanzó en brindar contención a los hermanos del menor y a la madre.

En tanto, personal de Canes de la Policía local, con autorización fiscal, trasladó al perro a un centro de zoonosis del Municipio local, donde encontraron que el animal estaba “alterado y agresivo”.

Alrededor de la medianoche, personal de Bomberos trasladó el cuerpo del niño a la morgue judicial por disposición fiscal. Finalmente desde el Departamento Contravencional local se dispuso iniciar tareas informativas por ocurrir el hecho dentro de una vivienda y ser el animal propiedad de familia.

Dejanos un comentario