Algunos vecinos se mostraron aterrorizados pero otros lo tomaron como algo gracioso.

Una semana de terror vivieron vecinos del municipio de Corrente, en el estado brasileño de Piauí, a raíz de un mono armado.

De acuerdo con las víctimas, el animal apareció en varias ocasiones con un cuchillo en mano y se llevó cosas de sus viviendas.

Uno de los vecinos alcanzó a grabar al mono y contó que algunos vecinos optaron por encerrarse, mientras que otros se lo tomaron con gracia.

“Los que sufrieron por el desorden estuvieron preocupados, ya que no podían dejar sus puertas o ventanas abiertas. A otros les pareció divertido, se ha convertido en un meme”, relató.

Medios locales aseguraron que el mono robó ropa, galletas e incluso cajas enteras de jabón en polvo en las casas de la gente del barrio.

Tras las denuncias, las autoridades dieron parte al Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad, que junto al Departamento de Medio Ambiente de Corrente lograron la captura del mono.

Luego de asegurarse que el animal estaba en buenas condiciones de salud, lo trasladaron hasta el refugio del Bioparque Zoobotánico.

Allí explicaron que el primate -bautizado como “Chico”- tiene aproximadamente dos años y que el objetivo es devolverlo a su hábitat natural en los próximos meses.

La bióloga Vanessa Gomes, del Bioparque Zoobotánico, señala que “observamos cómo se está alimentando, los aspectos sociales principalmente, cómo se integra con los demás monos. Con este proceso de rehabilitación logran recuperar sus instintos, sobre todo cuando están así, en manada. Los monos capuchinos son muy sociables”.

Adicionalmente, el médico veterinario Fabiano Barbosa, coordinador del centro, asevera que el mono “tuvo suerte porque tuvo repercusión mediática y fue rescatado”.

“Que Chico sirva de ejemplo para la sociedad de Piauí para que no quieran más tener a estos animales en cautiverio. Es un crimen ambiental. Necesitan ser libre”, concluye el profesional de la salud animal.

Dejanos un comentario