Este último martes, la visita relámpago del ministro Aníbal Gómez a la ciudad de Clorinda derivó en un escándalo que incluso trascendió a medios nacionales, otra vez.

Justo había una convocatoria de personas descontentas con el eterno bloqueo sanitario a Clorinda, que se preparaban para hacer una protesta por esta situación. Allí se enteraron de la presencia del ministro Gómez (multiministro) a cargo del Ministerio de Desarrollo Humano, en el hospital de Clorinda. En el lugar, una mujer vestida de presidiaria, con banderas con consignas de Clorinda libre, protestó frente al hospital, y cerca del vehículo oficial que trasladó al superministro.

El escrache terminó abruptamente cuando la mujer fue detenida y abordada a una camioneta de la policía, momento que fue retransmitido y repetido infinidad de veces en las redes sociales y medios nacionales.

Las personas detenidas fueron alojadas en la comisaría Cosiv donde se agolparon vecinos para reclamar su liberación.

La detención de la mujer fue vista por el arco opositor y en las redes sociales como una muestra de autoritarismo, pero desde esferas oficiales minimizaron el incidente.

Dejanos un comentario