Eran migrantes que pretendían cruzar la frontera desde México. Insoladas y con principios de asfixia, otras 16 fueron trasladadas a hospitales.

Asfixiados por el calor intenso dentro de la caja de un camión, que estaba estacionado el costado de una carretera en las afueras de San Antonio, más precisamente en la frontera entre Estados Unidos y México, 46 personas murieron y otras 16, entre las cuales se encontraban cuatro niños, fueron trasladadas a distintos hospitales.

“Los pacientes que vimos estaban calientes al tacto, sufrían de insolación, agotamiento por el calor: No había señales de que hubiera agua en el vehículo. Era un camión refrigerado, pero no había evidencias de que hubiese una unidad de aire acondicionado funcionando”, detalló el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood.

A pesar de que no brindaron especificaciones respecto de las nacionalidades de las víctimas fatales ni tampoco de la cantidad de menores que viajaban en el vehículo, el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, explicó que eran migrantes.

“Es una tragedia. Son 46 personas que tenían familias y buscaban una mejor vida”, lamentó en conferencia de prensa, al tiempo que contó que las autoridades federales ya comenzaron a investigar el crimen.

“Espero que los responsables de poner a estas personas en condiciones infrahumanas sean condenados”, reclamó.

En ese sentido, tres personas vinculadas con el incidente fueron detenidas, según confirmó por su parte el jefe del Departamento de Policía de San Antonio, William McManus.

Por el momento, el consulado de México en San Antonio informó que brindará apoyo a todos los “connacionales mexicanos en caso de haberlos”.

Las temperaturas en San Antonio alcanzaron este lunes los 40 grados y las autoridades no saben cuánto tiempo pasaron las víctimas en el interior del camión, que fue abandonado por su conductor minutos antes de que la policía lo encontrara.

Los peligros de cruzar la frontera sur de Estados Unidos

Miles de personas han muerto intentando cruzar la frontera sur de Estados Unidos en las últimas décadas. Por nombrar algunas tragedias, diez perdieron la vida en 2017 dentro de un camión que estaba estacionado en un Walmart de San Antonio. Más atras, en 2003, fueron hallados 19 migrantes dentro de un camión bajo intensas temperaturas al sureste de esa ciudad.

Los camiones se volvieron un método popular de contrabando en los primeros años de la década del 90, tras el incremento en la vigilancia fronteriza en San Diego y El Paso, Texas, que en aquella época eran los corredores más transitados por los migrantes que ingresaban de manera ilegal en Estados Unidos.

Antes de eso, la gente pagaba cuotas pequeñas a operadores improvisados para que les ayudaran a cruzar la frontera, que en ese tiempo estaba menos vigilada. Luego de que los cruces se tornaron más difíciles tras los atentados terroristas del 2001 a las Torres Gemelas, los migrantes fueron conducidos a través de regiones más peligrosas y empezaron a hacer pagos por miles de dólares.

El calor representa un grave peligro, en especial cuando las temperaturas se potencian dentro de vehículos. El clima en el área de San Antonio el lunes estaba nublado en su mayor parte, pero de todas formas las temperaturas se acercaban a los 37 grados.

Dejanos un comentario