El caso se descubrió a raíz de una alerta de la Policía Federal Australiana que realizaba una investigación
sobre videos con contenidos de abuso sexual infantil.

Agentes federales de la División Delitos Cibernéticos Contra la Niñez y
Adolescencia, realizaron un allanamiento en la ciudad de Clorinda por el
delito de explotación sexual que tenía como víctima a una niña de diez años.
El abusador es de Chile.


El caso se descubrió a raíz de una alerta de la Policía Federal Australiana, que
luego de diversas pesquisas, informó la identificación de unas imágenes de
contenido de abuso sexual infantil con una posible víctima en territorio
argentino.


Por el caso, los efectivos federales de Argentina llevaron adelante una
investigación y realizaron un análisis de la información en Internet, conocido
como Social Media Intelligence. Tras los resultados, pudieron establecer que
la producción de las imágenes y videos de la víctima, ocurría en la ciudad de
Clorinda.

Con el total de las pruebas obtenidas y por orden de la Unidad Fiscal
Especializada en Ciberdelincuencia del Ministerio Público Fiscal, a cargo del
Dr. Horacio Azzolín, los efectivos realizaron un allanamiento en una vivienda
de esa ciudad. Allí se comprobó que la niña había utilizado una plataforma de
creación y uso compartido de videos denominada “Likee” en el año 2019.
Luego, mediante “Whatsapp”, el victimario, un hombre mayor de edad,
oriundo de Chile, la incitó a hacer videos sexuales explícitos desde un celular,
además de mostrarle otros videos de la misma índole de menores de otros
países.

La Policía Federal brindó contención psicológica a la niña y su familia,
notificando a la madre los motivos de la presencia policial y su posterior
derivación para continuar con los controles sobre su salud.

Dejanos un comentario