FORMOSA VIRAL

El hombre de Laguna Blanca, al que todos llaman “tío”, ya tiene 70 años. Sí, septuagenario, o adulto mayor dirían algunos. Y con esa edad el Gobernador cargó sobre sus hombros, otra vez, toda la campaña electoral oficialista.

Lleva adelante agotadores viajes, y por más que viaje cómodo en lo mejor que pueda haber para viajar, el calor impiadoso del interior seguramente le pasa factura.

Gildo sacó del rol de protagonistas a su delfín Ramiro y relegó un poco también la cuestión de género, quitándole espacio de discurso a la candidata Elena García. Asumió todo él, las arengas, las directrices, las comparaciones, los ataques a la oposición, el acercarse a la gente, no queda nada ni nadie después de él, y así es como casi siempre fue ¿no?

Hasta hace unos años, el proyecto político era “el hombre nuevo formoseño”, pero eso fue quedando anticuado, y encima, el formoseño común precisamente no se siente “nuevo”. Entonces a alguien se le ocurrió que ahora todo el peronismo formoseño impulsa el “Modelo Formoseño”, que es el “proyecto político” del Gobierno (y la gente) según el mandatario, ya que según dijo, la Formosa que se viene se está “construyendo de manera conjunta entre el gobierno y el pueblo”.

Miles de discursos de cientos de miles de candidatos alrededor de todo el mundo pudieron haber dicho algo parecido, y acá, el peronismo lo “amoldó” a la zona.

La premisa de Insfrán es más o menos ésta: Para qué votar a gringos porteños, bien vestidos y perfumados, si nosotros los formoseños somos más bien morochos, pelo chuzo y nos gusta tomar tereré en la sombra…

Parece linda la frase, incluso “canchera”, pero lo cierto es que los formoseños sí, gustamos de tomar tereré en la sombra porque el calor es insoportable y no hay casi otro modo de sobrellevarlo en el verano. Pero los que no hacen eso son los funcionarios provinciales, de primera, segunda, tercera, cuarta línea, y quizás más.

Muchos pasean por Europa, Asia, Oceanía, en invierno y en verano, y más de uno debe tener el pasaporte de viajes con casi todos los sellos de aeropuertos de todos los países del mundo.

O sea, precisamente, no están tomando tereré en la sombra como nos quieren hacer creer.

Gildo Insfrán se llena la boca y sus seguidores también, con haber impulsado la construcción de más de 1500 escuelas en lo que va de su -interminable- gestión política. Pero nadie se acuerda de decir que esas escuelas están llenas de docentes mal pagados, con salarios muy bajos y que encima, tienen gran parte de su monto en negro, lo que implica que si se jubilan, se van a jubilar con el básico sin los importes en negro, un salario de hambre.

También se jactan de haber construido decenas de hospitales y centros de salud, cuando adentro no hay insumos, medicamentos, y los profesionales están mal pagados. Enfermeros faltan, porque en la facultad, muchos profesores de la carrera parecían ser ultra gildistas y si detectaban un atisbo de quejas por el gobernador, reprobaban a sus alumnos.

Aquí volvemos a repetir una frase de FV, las obras públicas están bien, pero no son todo lo que necesita la sociedad, ya que no todos los formoseños “somos albañiles”. Muchos jóvenes necesitan trabajo, ayuda para poder encontrar su primer empleo, capacitación, acompañamiento. No hay nada de eso. De hecho, cientos se van de la provincia por esta razón.

“Falta mucho por hacer”, ¿casi 30 años de gobierno no le alcanzaron señor gobernador?

Algunos “militontos”, hacen la “v” con sus dedos y sonríen para las fotos. Gritan “Gildo es el mejor!”, pero ¿cómo saben eso? Si lo único que conocen como gobernador es justamente Gildo, no tienen a nadie con quién compararlo porque desde que nacieron, Insfrán está en el mismo cargo.

Así son las cosas, Gildo dice que concurramos a las urnas no a votar a las personas o los candidatos, que hay que votar “al modelo de provincia”, o sea, al proyecto político… que es el mismo que está hace más de dos décadas.

Sí, esa permanencia le ha significado enormes réditos a unos pocos funcionarios que acumulan fortunas siderales. En algunos barrios de la capital, se puede ver en frente, estacionan tres, cuatro camionetas 4×4, último modelo, ya no tienen espacio para ubicar su flota de vehículos. Y eso es sólo lo visible, ya que los inmuebles y los campos, edificios, son algunos de los destinos que parecen sonreírles.

FormosaViral no habla de un funcionario en particular, o de un ministro en particular, ni siquiera del propio Gildo Insfrán. Hablamos del “proyecto”, y eso, los propios formoseños pueden corroborarlo a partir de la experiencia propia y lo que han visto con sus propios ojos.

Gildo les dice a todos, “vamos, que allá está la Formosa que todos queremos”, pero los únicos que andan en camionetas lujosas son los funcionarios peronistas, para el resto, la gran mayoría, todavía seguimos renegando con Crucero del Sur en las paradas, con la bicicleta, con la moto que se pincha a cada rato.

No me convence su proyecto de provincia, Sr. gobernador. No me cierra su “Modelo Formoseño”, señor Insfrán. No me incluye su discurso que echa culpas hacia todos lados, y no asume ninguna propia.

Visto por 194315 personas

Dejanos un comentario