Cabe preguntarse si la Gendarmería Nacional no puede reparar 50 metros de un muro que no se derrumba por estar apuntalado con puntales, entonces ¿Cuál será la realidad de los recursos de los cuales dispone para combatir el narcotráfico y la logística para controlar las fronteras?

La pared del escuadron 15 “Bajo Paraguay” que está sobre la calle Córdoba, esta apuntalada con puntales de madera porque se está cayendo.


Esto ocurre desde hace mucho tiempo y tomando en cuenta que se trata de una de las instituciones más representativas de la Nación en provincias de frontera, el descuido no hace más que proyectar el mal momento y la desidia del gobierno nacional respectos de la fuerzas de seguridad en todo el país.


Cabe preguntarse si la Gendarmería Nacional no puede reparar 50 metros de un muro que no se derrumba por estar apuntalado con puntales, entonces ¿Cuál será la realidad de los recursos de los cuales dispone para combatir el narcotráfico y la logística para controlar las fronteras? (Fuente EC)

Dejanos un comentario