Con la clasificación y el primer puesto de la zona asegurado, River le ganó 8-1 ante Alianza Lima y le puso el broche de oro a su participación en la fase de grupos de la Copa Libertadores. La goleada del Millonario contó con un Julián Álvarez intratable que marcó seis goles, mientras que Santiago Simón y Elías Gómez anotaron los tantos restantes.

Álvarez, quien se irá al Manchester City inglés tras los octavos de final, no había marcado en lo que iba de la Copa Libertadores y no solo que rompió la sequía, sino que convirtió media docena en el estadio Monumental: tres en el primer tiempo y los otros tres en una segunda parte a la que todavía le faltan minutos. Así, se convirtió en el primer jugador del club en hacer esa cantidad en un encuentro oficial, justo en el día que la institución celebró sus 121 años de vida.

Como sucede de manera habitual cuando un jugador hace tres o más goles en un mismo partido, la Araña se llevó de obsequio el balón del encuentro. Aunque en su casa al haber anotado media docena tuvo como premio dos pelotas. Tras el final del partido, la hinchada de River ovacionó al equipo, pero principalmente a Álvarez, el joven goleador que está disputando sus últimos partidos en el club. De hecho, el punta ya partió anoche junto al capitán de River, Franco Armani, para sumarse a la selección Argentina en los entrenamientos que está haciendo en España. Antecedentes en equipos y de jugadores argentinos marcando seis tantos, se encuentra Arsenio Erico. El goleador paraguayo de Independiente le hizo 6 de los 7 a Quilmes en 1937. Mientras que Carlos Bianchi, con el París Saint Germain, anotó seis goles en la victoria sobre Reims.

Dejanos un comentario