La situación, agravada por la invasión de Rusia a Ucrania, ha provocado que se tripliquen los valores.

La escasez mundial de contenedores que se produjo tras la pandemia todavía está lejos de solucionarse, según indican en el sector exportador sanjuanino. Por el contrario se ha vuelto a complicar tras la invasión de Rusia a Ucrania que ha provocado, entre otras consecuencias, que en el último año se hayan triplicado los costos de los fletes. Así, por ejemplo, transportar una carga a Europa que en el 2021 costaba U$S 2.500, este año trepó a los U$S 7.500.

La situación es producto de una serie de factores entre los que se encuentran el retraso en el movimiento de los buques, puertos colapsados, cambios en los itinerarios, suspensión de reservas y falta de provisión de contenedores vacíos. Todo este panorama se ha agravado tras el conflicto bélico iniciado por Rusia, porque profundizó un problema que nació tras la pandemia, como son las dificultades en materia de transporte, en este caso marítimos, que hicieron subir los costos logísticos y constituyen uno de los factores que explica la inflación internacional.

“El problema de los fletes y de la falta de contenedores que teníamos el año pasado todavía no se ha solucionado”, explicó Antonio Giménez, desde la Cámara de Comercio Exterior en San Juan, con varios años de experiencia en el rubro.

San Juan saca su productos exportables por el puerto de San Antonio, en Chile, que es la principal terminal portuaria del vecino país, en la Región de Valparaíso, y que mueve alrededor del 49% de la carga del país trasandino. La otra opción es el puerto de Buenos Aires, donde también cuesta conseguir contenedores disponibles. “Con la pandemia muchos contenedores quedaron en China y no llegan a los puertos donde los necesitamos”, sostuvo Giménez.

Con este panorama vinos, mostos, pasas, aceites, ajos y otras exportaciones agroindustriales de la provincia se demoran en salir y cuando hay lugar en un buque, es con costos mucho más altos. Se trata de un problema que afecta a todas las exportaciones en general, no sólo a las de San Juan.

Otra cuestión es que Argentina es una gran demandante de contenedores refrigerados, ya que exporta muchos productos frescos a otros países. Dichos contenedores no son los que más abundan, o mejor dicho, no son los que más espacio reservado tienen en los buques que deben asegurarles la energía para funcionar. Esto hace que el conseguirlos y lograr su posterior envío sea un tema serio, y por eso se manejan con reservas muy anticipadas.

A ese panorama se le agregan cuestiones estacionales que incrementan aún más su demanda. Por ejemplo se viene la cosecha de cítricos que hace que las empresas exportadoras estén solicitando mayor cantidad de contenedores para esos productos.

El referente de la Cámara de Comercio Exterior que el incremento de los costos no se puede aplicar en la misma proporción a los productos que se envían al exterior porque los exportadores perderían la posibilidad de competir. Ese es otro problema que afronta el sector.

Un documento de la Unión Industrial Argentina reveló que para aumentar la producción y la competitividad el sector necesita contar con un sistema de transporte y logística desarrollado y federal.

CAMIONES

3,32  Es lo que aumentó el costo del transporte de cargas con el uso de camiones en abril pasado, según la Fadeeac.

Dejanos un comentario