FORMOSA VIRAL

La segunda ciudad de la provincia, tiene más afinidad comercial y social con Asunción que con el resto de la provincia. Esto ha sido así históricamente. Pero en plena pandemia, es una característica de su idiosincrasia que la volvió vulnerable.

El ingreso de personas desde el vecino país hacia Clorinda es incesante, lo advirtieron las propias autoridades en varias ocasiones. Esta enorme ciudad está en alto peligro por la amenaza del coronavirus, que hace presión desde el Paraguay para causar problemas en el norte provincial.

La permeable frontera es un colador en muchos sentidos, y las consecuencias pueden ser de un alto precio. Falta de mayores recursos, falta de más presencia de fuerzas federales, la frontera amplia y extensa, la sequía que convirtió al Pilcomayo en una cuneta fácil de saltar, todo juega en contra para una ciudad desprotegida y muy poblada.

Dios quiera que no empeoren las cosas, nadie quiere eso, pero las señales que hay de alertas, dibujan un panorama a mediano plazo muy incierto.

Dejanos un comentario